Visión Rural, septiembre - octubre 2018, año XXV, Nº 124

Cultivos de cobertura y rotaciones

Alternativas sustentables al monocultivo de soja favorecen los microorganismos benéficos del suelo.

Jaqueline Commatteo
Gabriela Fernández-Gnecco
Pablo Barbieri
Verónica Consolo
Fernanda Covacevich

(...)

La intensificación de los sistemas agrícolas ha ocasionado la degradación de la calidad de los suelos. Al ser la microbiota edáfica sensible a cambios en el sistema ambiente-sueloplanta, sus variaciones pueden indicar como manipular este ambiente para favorecer las poblaciones de microorganismos benéficos y con ello la calidad del suelo. Alternativas al monocultivo de soja como la rotación de cultivos y la incorporación de cultivos de cobertura, son consideradas manejos conservacionistas y contribuyen al mantenimiento de la diversidad de los microorganismos del suelo.
Las nuevas exigencias en el mercado mundial de productos agrícolas ejercen presiones para incrementar los Alternativas sustentables al monocultivo de soja favorecen los microorganismos benéficos del suelo rendimientos, lo que ocasiona que la agricultura se torne más competitiva y con mayor eficiencia productiva.
Argentina se ubica entre los países agrícolas involucrados en la "Revolución Biotecnológica", ya que ha incorporado paquetes técnicos (como maquinarias especializadas y la aplicación de agroquímicos), que transformaron el modelo del agro mejorando la producción de cultivos. Sin embargo, al mismo tiempo, en nuestro país se ha evidenciado expansión del cultivo de soja por lo que se ha detectado una gran conversión de áreas destinadas a la producción agrícola, producción ganadera zonas prístinas y/o forestales, para la explotación de dicho cultivo.
La implementación del cultivo de soja que, en función del mercado y sus demandas, se realiza en muchas ocasiones como monocultivo con permanente aplicación de químicos (particularmente el herbicida sistémico-no selectivo, glifosato). En este sentido, si en las campañas es mayoritario el cultivo de soja, se evidencia en general baja incorporación de residuos.
Esto, prolongado en el tiempo, puede disminuir los contenidos de materia orgánica (MO) en los suelos, y atentaría contra la biodiversidad microbiana, incrementando la degradación del suelo, como así también deteriorando su calidad.

Acceda al PDF completo del artículo

Cultivos de cobertura y rotaciones